jump to navigation

Descubriendo el rostro desconocido de Monet abril 2, 2007

Posted by Luz Angela Corso in Articulos.
trackback

Descubriendo el rostro desconocido de Monet

Hasta el 10 de junio

Claude Monet es uno de los artistas más conocidos y estudiados en el mundo. Sin embargo todavía existen obras desconocidas del rey del impresionismo francés. La Royal Academy of Arts de Londres muestra ahora los dibujos, caricaturas y pasteles que Monet nunca quiso sacar a la luz.

La faceta desconocida

La Royal Academy of Arts londinense presenta, hasta el 10 de junio, la faceta menos conocida del gran público del artista impresionista francés Monet: la de dibujante y pintor al pastel. Se trata, según sus organizadores, de la primera exposición que explora sus obras sobre papel, desde las caricaturas que hizo siendo aún adolescente hasta los estudios para su serie inspirada en los nenúfares que decoraban su jardín de Giverny.

Un gran dibujante

Las obras más tempranas conocidas de Claude Monet (1840-1926) son los dibujos que hizo en el puerto atlántico de Le Havre, donde su padre trabajaba aprovisionando a los barcos, así como una serie de caricaturas de actores y personajes locales. La Royal Academy presenta varias muestras de esa primera etapa, entre ellos dibujos del natural bastante convencionales, pero que documentan ya la pasión por el paisaje que iba a dominarle toda su vida.

Más tarde, estudiante ya en París, Monet haría frecuentes escapadas a la campiña o a la costa para hacer bocetos que destacan por su gran espontaneidad. Desde sus años de formación hasta su última etapa, Monet recurrió una y otra vez a los cuadernos de apuntes, que tenían para él únicamente un significado únicamente práctico y que permiten estudiar mejor su proceso creativo.

Sus obras en pastel

En la primera exposición impresionista parisina, celebrada en 1874, un crítico documentó ya la presencia, junto a los óleos de Monet, de varias obras al pastel del mismo artista. Este había utilizado ese medio en sus frecuentes visitas a la costa normanda para capturar con la máxima inmediatez posible las cambiantes condiciones atmosféricas o las formaciones rocosas de los acantilados, batidos por un mar agitado.

Curiosamente pocas de esas obras en pastel están relacionadas directamente con sus óleos sino que en muchos casos se trata de simples experimentos de composición o de luz.

La promoción del artista

La exposición destaca, por otro lado, el papel que tuvo la prensa en la promoción y fama de Monet desde que debutó en el Salón parisino de 1895 hasta su participación en las diversas exposiciones impresionistas y sus diversas exposiciones individuales. Su carrera coincidió en efecto con el nacimiento de los medios de comunicación de masas y el periodismo ilustrado.

Especialmente bella es la última sala de la exposición, dedicada a los pasteles que hizo Monet de los puentes del Támesis en tres visitas a la capital británica entre 1899 y 1901 y en los que captura con envidiable maestría los efectos de la luz tamizada por la niebla, que él confesaba preferir a la claridad mediterránea. Esta sala incluye también dos grandes óleos de la famosa serie de nenúfares, uno de ellos procedente de la fundación Beyeler, próxima a Basilea (Suiza) y el otro del MOMA neoyorquino, en los que se muestra la perfecta fusión de pintura y línea que caracteriza la última etapa del artista.
 
 
MAS INFORMACION EN http://www.royalacademy.org.uk/exhibitions/monet/

A %d blogueros les gusta esto: