jump to navigation

18-HISTORIA DEL ARTE: ARQUITECTOS DEL CUATROCENTO

ARTISTAS DEL CUATROCENTO

SIGLO XV

 

Por: JOSEFINA ARÉVALO CLARO – Colombia

  

ARQUITECTOS DEL CUATTROCENTO SIGLO XV 

1. FELIPE BRUNELLESCHI :

· (Florencia, 1377-id., 1445) Arquitecto y escultor italiano. Fue el
arquitecto italiano más famoso del siglo XV y, con Alberti, Donatello y
Masaccio, uno de los creadores del estilo renacentista. Se formó como
escultor y orfebre e inició su carrera en el ámbito de la escultura. No es
de extrañar, por tanto, que participara en el concurso para la realización
de las puertas del baptisterio de Florencia en 1401, certamen en el que
quedó segundo, después de Ghiberti. Se dice que su decepción por este
relativo fracaso fue tal que en lo sucesivo decidió dedicarse casi
exclusivamente a la arquitectura.

Sus profundos conocimientos matemáticos y su entusiasmo por esta ciencia le
facilitaron el camino, además de llevarle al descubrimiento de la
perspectiva, la clave del arte del Renacimiento. A Brunelleschi se debe, de
hecho, la formulación de las leyes de la perspectiva central, tal como
afirma Alberti en su famoso tratado Della pintura.

Pero en su época, su fama estuvo asociada, sobre todo, a la cúpula de la
catedral de su ciudad natal, Florencia, ya que sus conocimientos de
ingeniería le permitieron solventar los problemas, en apariencia insolubles,
de la construcción de dicha cúpula, por lo que sus conciudadanos lo
reverenciaron. De hecho, en la actualidad la cúpula continúa siendo su obra
más admirada.

A partir de los monumentos clásicos y de las realizaciones del románico
toscano, creó un estilo arquitectónico muy personal, en el que desempeñan un
papel fundamental las matemáticas, las proporciones y los juegos de
perspectiva. En todos los edificios que llevan su firma, las partes se
relacionan entre sí y con el todo mediante fórmulas matemáticas, de manera
que, por ejemplo, una sección es la mitad o la cuarta parte del todo, etc.

OBRAS

· CÚPULA DE LA CATEDRAL DE FLORENCIA O SANTA MARÍA DE LAS FLORES

Es su obra más famosa. Esta enorme cúpula no sólo destaca sobre el conjunto
de la iglesia sino que es una referencia visual en toda la ciudad de
Florencia.

La catedral de Florencia es gótica y fue realizada por Arnolfo di Cambio,
pero estaba sin concluir pues se encontraba sin abovedar el crucero.

Por la altura del edificio, la cúpula que cubriera dicho crucero no podía
ser totalmente semiesférica por posibles problemas en el sistema de empujes
y contrarrestos. La solución que llevó a cabo Brunelleschi fue una
superposición de dos bóvedas esquifradas, octogonales, una dentro de otra,
estaban hechas de ladrillo, divida en tramos a modo de gajos. Esta
innovación permitía un reparto de esfuerzos, además de conseguir la
sensación de ligereza.

La distancia entre ambas cúpulas se mantiene siempre constante. Por su
casquete alargado recuerda al gótico. Está construida sobre un tambor
poligonal de madera, que más adelante se recubrió con mármoles, en el cual
se abrieron ventanas circulares, que proporcionan iluminación cenital al
interior del crucero. Es la primera vez que una cúpula ofrece el mismo
aspecto estructural en el interior que en el exterior.

· BASÍLICA DE SAN LORENZO EN FLORENCIA :

Inspirada en las basílicas paleocristianas que Brunelleschi estudió, se
trata de un templo con planta de cruz latina de tres naves, planteada bajo
un esquema 2-1, es decir con la nave central más alta y ancha.

En el interior, la nave central tiene cubierta adintelada con casetones y
las laterales bóveda de arista. La separación de las naves se establece
mediante columnas de orden compuesto y sobre ellas entablamento en el que
descarga cada arco de medio punto.

En el crucero (arquitectura) dispuso de cúpula como abovedamiento.

Brunelleschi busca en esta iglesia básicamente dos aspectos:

· Horizontalidad: Se emplean elementos arquitectónicos que refuerzan la
sensación de horizontalidad, como los entablamentos, la cubierta plana de la
nave central, etc.

· Armonía: Busca la armonía empleando criterios geométricos. Por ejemplo
establece formas cúbicas ya que altura de las columnas es idéntica a la
distancia entre columnas contiguas y entre éstas y los muros de las naves
laterales

· FACHADA DEL HOSPITAL DE LOS INOCENTES EN FLORENCIA

Se trata de un edificio de gran horizontalidad. En el cuerpo inferior se
dispone de un pórtico con arcos de medio punto sobre columnas corintias, que
se despega visualmente de la construcción. En las enjutas de los arcos hay
tondos o medallones policromados con figuras blancas (bebés que piden) sobre
fondo azul.

Es el único elemento figurativo, ya que Brunelleschi desnuda esta fachada
del Hospital de los Inocentes del resto de elementos decorativos.

·2. LEON ALBERTI :

(Génova, Italia, 14 de febrero de 1404 – Roma, 20 de abril de 1472) fue un
arquitecto, matemático y poeta italiano. Además de estas actividades
principales, también fue criptógrafo, lingüista, filósofo, músico y
arqueólogo. Es una de las figuras artísticas más polifacéticas del
Renacimiento.

Alberti pertenece a la segunda generación de artistas del Renacimiento, de
la que fue una figura emblemática, por su dedicación a las más variadas
disciplinas. Se mostró constantemente interesado por la búsqueda de reglas,
tanto teóricas como prácticas, capaces de orientar el trabajo de los
artistas; en sus obras menciona algunos cánones. Por ejemplo, en De statua
expone las proporciones del cuerpo humano, en De pictura proporciona la
primera definición de la perspectiva científica y por último en De re
ædificatoria (obra que termina en 1450) describe toda la casuística relativa
a la arquitectura moderna, subrayando la importancia del proyecto, los
diversos tipos de edificios siguiendo las funciones que deben desempeñar.

El aspecto más innovador de sus propuestas consiste en mezclar lo antiguo y
lo moderno propugnando de ese modo la praxis antigua y la moderna, que había
iniciado Filippo Brunelleschi. Además, según Alberti: “…el artista en este
contexto social no debe ser un simple artesano, sino un intelectual
preparado en todas las disciplinas y en todos los terrenos”. Una idea
heredera del enciclopedismo medieval de los doctos, pero adaptada a la
vanguardia humanista.

La clase social con la que Alberti se relacionará es la alta burguesía culta
florentina. Trabajó al servicio de los mecenas más importantes de su época:
el papado, los Este en Ferrara, los Gonzaga en Mantua, los Malatesta en
Rímini…

OBRAS

· PALACIO RUCELLAI EN FLORENCIA

En 1447 se le encarga la construcción del Palacio de la familia Rucellai. Su
intervención en él se centra en la fachada, sobre una base que imita lel
opus reticulatum romano, realizada entre 1450 y 1460, y formada por tres
planos superpuestos, separados horizontalmente por cornisas; la
superposición de filas de columnas con distintos órdenes tiene origen
clásico, y se basa en el Coliseo: en el piso inferior dóricas, jónicas en el
piso noble y corintias en el segundo. El palacio pasará a ser modelo para
todas las siguientes construcciones de residencias señoriales.

· SANTA MARÍA DE LA NOVELLA EN FLORENCIA

Por encargo de Rucellai en 1456 proyecta la finalización de la fachada de la
iglesia de Santa María Novella, que había quedado inacabada en 1365 en el
primer nivel de arcadas. Alberti se encontró con el problema de tener que
integrar elementos de épocas anteriores: debajo estaban las tumbas
flanqueadas por arcos apuntados y las portadas laterales, también apuntadas,
en cambio en la parte superior ya estaba establecida la altura del rosetón
en el que, en la parte inferior insertó en el centro una portada clásica, y
colocó una serie de arquitos, con una franja de mármol para separar y
enmascarar las contradicciones entre los dos niveles. El factor de
unificación más poderoso entre ambas partes fue completar la composición con
incrustaciones de mármol inspiradas en el románico florentino, como en la
fachada de la iglesia florentina de San Miniato.

De hecho, la fachada se inscribe perfectamente en un cuadrado cuyo lado
coincide con la línea de base de la iglesia. Dividiendo en cuatro dicho
cuadrado, se obtienen cuatro cuadrados menores equivalentes a las partes
fundamentales de la fachada: dos de ellos comprenden la zona inferior;
mientras uno comprende la parte superior.

· SAN SEBASTIÁN EN MANTUA

En 1459 es requerido en Mantua a instancias de Ludovico Gonzaga. Su primera
intervención en dicha ciudad es la iglesia de San Sebastián, que empieza en
1460. Esta iglesia era privada para los Gonzaga; tiene planta de cruz griega
dividida en dos pisos, uno de ellos enterrado, con tres brazos absidiados
alrededor de un cuerpo cúbico. El brazo anterior tiene delante un pórtico
con cinco aberturas. En la fachada el arquitrabe con tímpano dividido
sobrevolado por un arco siriaco, inspirado en el arco de Orange.

3. · JULIANO SANGALLO

· PALACIO FARNESIO EN ROMA

El Palacio Farnesio del siglo XVI, domina la homónima plaza en Roma. Es la
actual embajada de Francia.

El proyecto originario del palacio se debe a Antonio de Sangallo el joven,
por encargo del cardenal Alejandro Farnesio (futuro papa Pablo III), que
entre el 1495 y el 1512 compró el palacio Ferriz y otros edificios que se
encuentran en el área. Los trabajos, iniciados en el 1514, se interrumpieron
por el saqueo de Roma en el 1527 y fueron retomados en el 1541, tras el
acceso al papado del cardenal Farnesio con modificaciones sobre el proyecto
originario a cargo del mismo Sangallo.

Tras la muerte de Sangallo en el 1546, los trabajos prosiguieron bajo la
dirección de Miguel Angel: a él parece deberse la cornisa que delimita
superiormente la fachada, el balcón sobre el portal central con y el acabado
de gran parte del patio interior. La muerte del papa interrumpe nuevamente
los trabajos en el año 1549.

El palacio se encuentra en una plaza adornada por fuentes que reutilizaron
bañeras de granito provenientes de las termas de Caracalla. La fachada, en
ladrillos con aristas en travertino (56 m de lado), se articula en tres
pisos. Las 13 ventanas de cada piso presentan diferentes decoraciones y las
del piso noble están coronadas de frontones alternativamente curvilíneos y
triangulares. Una reciente restauración ha sacado a la luz una decoración
obtenida con el uso de ladrillos amarillos y rojos en alguna parte de la
fachada.

Al interior se pasa a través de un vestíbulo con bóvedas y tres naves
separadas por columnas de orden dórico en granito rojo.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: